Mercy Hospital & Health Services Contact Us
MyChart
About Mercy
Join Our Team
set font size large set font size medium set font size small
email this page print this page
Health Illustrated Encyclopedia Banner
Health Illustrated Encyclopedia

Disclaimer:
Our Health Information Database is provided by A.D.A.M. the leading provider of electronic and printed information for professionals and consumers in healthcare and industry. It provides authoritative, reliable content written and reviewed by an editorial board who represent a variety of specialty areas. This board reviews and evaluates all healthcare information to ensure it is accurate, reliable, and can be used with complete confidence. And now you have access to the same authoritative, trusted clinical information relied upon by health professionals around the world.
Estenosis aórtica

Definición

La aorta es la principal arteria que lleva sangre fuera del corazón. Cuando la sangre sale del corazón, fluye a través de la válvula aórtica hacia la aorta. En la estenosis aórtica, la válvula aórtica no se abre completamente, lo cual disminuye el flujo de sangre desde el corazón.

Nombres alternativos

Estenosis de la válvula aórtica; Obstrucción del conducto de salida ventricular izquierdo; Estenosis aórtica reumática; Estenosis aórtica calcificada

Causas

A medida que la válvula aórtica se estrecha más, la presión se incrementa dentro del ventrículo izquierdo del corazón. Esto hace que dicho ventrículo se vuelva más grueso, lo cual disminuye el flujo sanguíneo y puede llevar a que se presente dolor torácico. A medida que la presión continúa incrementándose, la sangre se puede represar en los pulmones y se puede sentir dificultad para respirar. Las formas graves de estenosis aórtica impiden que llegue suficiente sangre al cerebro y al resto del cuerpo y como resultado se pueden presentar mareos y desmayo.

La estenosis aórtica puede estar presente desde el nacimiento (congénita) o se puede desarrollar posteriormente en la vida (adquirida). Los niños con estenosis aórtica pueden tener otras afecciones congénitas.

En los adultos, la estenosis aórtica ocurre con mayor frecuencia en aquellos que han tenido fiebre reumática, una afección que se puede desarrollar después de una amigdalitis estreptocócica o una escarlatina. Los problemas de las válvulas no se desarrollan durante 5 a 10 años o más después de ocurrir la fiebre reumática. Esta fiebre es cada vez más infrecuente en los Estados Unidos.

Sólo en raras ocasiones, otros factores realmente llevan a estenosis aórtica en adultos. Esto incluye depósitos de calcio que se forman alrededor de la válvula aórtica, radioterapia en el tórax y algunos medicamentos.

La estenosis aórtica no es muy común y ocurre con mayor frecuencia en hombres que en mujeres.

Síntomas

Las personas con estenosis aórtica pueden no tener síntomas en lo absoluto hasta posteriormente en el curso de la enfermedad. Se puede haber hecho el diagnóstico cuando el médico oyó un soplo cardíaco y luego llevó a cabo exámenes adicionales.

Los síntomas de la estenosis aórtica abarcan:

  • Jadeo con actividad
  • Dolor torácico, de tipo angina:
    • tensión, presión, opresión, compresión
    • el dolor se incrementa con el ejercicio y se alivia con el reposo
    • debajo del esternón y puede irradiarse a otras áreas
  • Desmayos, debilidad o vértigo con actividad
  • Sensación de percibir los latidos cardíacos ( palpitaciones)

En bebés y niños, los síntomas abarcan:

  • Cansarse o fatigarse más fácilmente que otros con el esfuerzo (en los casos leves)
  • Problemas respiratorios serios que se presentan al cabo de días o semanas después de nacer (en los casos severos)

Los niños con estenosis aórtica leve o moderada pueden empeorar a medida que crecen y también corren el riesgo de desarrollar una infección del corazón (endocarditis bacteriana).

Pruebas y exámenes

El médico puede sentir una vibración o movimiento al colocar la mano sobre el corazón de la persona. Casi siempre, se escucha un soplo, un clic u otros ruidos anormales a través del estetoscopio. Puede haber un pulso débil o cambios en la calidad del pulso en el cuello, lo cual se conoce como pulso débil y lento.

Los bebés y niños con estenosis aórtica pueden estar extremadamente cansados, sudorosos y tener piel pálida y respiración rápida. Además, pueden ser más pequeños que los niños de su edad.

La presión arterial puede estar baja.

Se pueden llevar a cabo los siguientes exámenes:

  • Radiografía de tórax
  • Ecografía Doppler
  • ECG
  • Prueba de esfuerzo
  • Cateterismo cardíaco izquierdo
  • Resonancia magnética del corazón
  • Ecocardiografía transesofágica (ETE)

Tratamiento

Si no hay síntomas o si son leves, posiblemente sólo se requiera monitoreo por parte de un médico.

Normalmente, a los pacientes con estenosis aórtica significativa se les pide que no practiquen deportes competitivos, aun cuando no tengan síntomas. Si se presentan síntomas, la actividad extenuante debe limitarse.

Los medicamentos se utilizan para tratar los síntomas de insuficiencia cardíaca o ritmos cardíacos anormales (más comúnmente la fibrilación auricular). Éstos abarcan diuréticos, nitratos y betabloqueadores. La hipertensión arterial también debe tratarse.

Se pueden emplear antibióticos para algunas personas con estenosis aórtica:

  • Las personas que tuvieron fiebre reumática en el pasado pueden necesitar tratamiento diario prolongado con penicilina.
  • En el pasado, a la mayoría de los pacientes con problemas de válvulas cardíaca, como la estenosis aórtica, se les administraban antibióticos antes de trabajos dentales o un procedimiento invasivo, como una colonoscopia. Los antibióticos se administraban para prevenir una infección de la válvula cardíaca dañada. Sin embargo, los antibióticos ahora se utilizan con menor frecuencia antes de trabajos dentales y otros procedimientos.

Los pacientes deben dejar de fumar y se les debe tratar el colesterol alto.

Las personas con estenosis aórtica deben ver a un cardiólogo cada 3 a 6 meses.

La valvuloplastia o la reparación quirúrgica de la válvula es el tratamiento preferido para adultos o niños que presenten síntomas. Incluso si los síntomas no son graves, el médico puede recomendar la cirugía. Las personas sin síntomas pero con resultados preocupantes en las pruebas diagnósticas también pueden requerir cirugía.

En lugar de esto, se puede llevar a cabo un procedimiento menos invasivo, llamado valvuloplastia con globo en adultos o niños. En este procedimiento, se coloca un globo dentro de una arteria en la ingle, se avanza hasta el corazón, se coloca a través de la válvula y se infla. Esto puede aliviar la obstrucción causada por el estrechamiento de la válvula.

Algunos niños pueden requerir reparación o reemplazo de la válvula aórtica. De ser posible, la válvula pulmonar puede usarse para reemplazar la válvula aórtica.

Los niños con estenosis aórtica leve pueden participar en la mayoría de las actividades y deportes.

Ver también:

Grupos de apoyo

Pronóstico

Sin cirugía, el pronóstico para una persona con angina o signos de insuficiencia cardíaca puede ser desalentador.

La estenosis aórtica se puede curar con cirugía, aunque después del procedimiento puede haber un riesgo de ritmos cardíacos irregulares que pueden causar la muerte súbita y de coágulos de sangre que pueden causar un accidente cerebrovascular. También existe el riesgo de que la nueva válvula deje de funcionar y necesite un reemplazo.

Posibles complicaciones

  • Arritmias
  • Endocarditis
  • Insuficiencia cardíaca izquierda
  • Hipertrofia (agrandamiento) ventricular izquierda a causa del esfuerzo adicional de empujar la sangre a través de la válvula estrecha

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si usted o su hijo tienen síntomas de estenosis aórtica. Por ejemplo, llame al médico si usted o su hijo tienen la sensación de percibir los latidos cardíacos (palpitaciones) por más de un corto período de tiempo.

Asimismo, póngase de inmediato en contacto con su médico si le han diagnosticado esta afección y los síntomas empeoran o se presentan síntomas nuevos.

Prevención

Trate las infecciones por estreptococos oportunamente para prevenir la fiebre reumática, que puede causar estenosis aórtica. Esta afección en sí a menudo no se puede prevenir, pero sí algunas de sus complicaciones.

Siga las recomendaciones del médico para el tratamiento de afecciones que puedan causar valvulopatía. Asimismo, notifíquele al médico si hay antecedentes familiares de cardiopatías congénitas.

Referencias

Otto CM, Bonow RO. Valvular heart disease. Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 8th ed. St. Louis, Mo: WB Saunders; 2007:chap 62.

Fullerton DA, Harken AH. Acquired heart disease: valvular. In: Townsend CM Jr., Beauchamp RD, Evers BM, et al., eds. Sabiston Textbook of Surgery. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 62.

Nishimura RA, Carabello BA, Faxon DP, et al. ACC/AHA 2008 guideline update on valvular heart disease: focused update on infective endocarditis: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines endorsed by the Society of Cardiovascular Anesthesiologists, Society for Cardiovascular Angiography and Interventions, and Society of Thoracic Surgeons. J Am Coll Cardiol. 2008;52(8):676-685.

Bonow RO, Carabello BA, Chatterjee K, de Leon AC Jr., Faxon DP, Freed MD, et al; 2006 Writing Committee Members; American College of Cardiology/American Heart Association Task Force. 2008 Focused update incorporated into the ACC/AHA 2006 guidelines for the management of patients with valvular heart disease: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines (Writing Committee to Revise the 1998 Guidelines for the Management of Patients with Valvular Heart Disease): endorsed by the Society of Cardiovascular Anesthesiologists, Society for Cardiovascular Angiography and Interventions, and Society of Thoracic Surgeons. Circulation. 2008;118:e523-e661.

Obstructive lesions. In: Park MK, ed. Pediatric Cardiology for Practitioners. 5th ed. St. Louis, Mo: Mosby Elsevier; 2008:chap 13.

View English Version

Encyclopedia Home
Drug Note Home
Health Information Home

Images

Care Points
    Read More

    Review Date: 5/7/2010

    Review By: Issam Mikati, MD, Associate Professor of Medicine, Feinberg School of Medicine, Northwestern University, Chicago, IL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

    The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2010 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

    www.adam.com
    www.mercyweb.org
    follow us online
    facebook youtube


    Contact us
    Home  |  Sitemap

    Disclaimer & Terms of Use  |  Privacy Statement  |  Notice of Privacy Practices
    Copyright ©2013 Mercy. Last modified 2/16/2011