Mercy Hospital & Health Services Contact Us
MyChart
About Mercy
Join Our Team
set font size large set font size medium set font size small
email this page print this page
Health Illustrated Encyclopedia Banner
Health Illustrated Encyclopedia

Disclaimer:
Our Health Information Database is provided by A.D.A.M. the leading provider of electronic and printed information for professionals and consumers in healthcare and industry. It provides authoritative, reliable content written and reviewed by an editorial board who represent a variety of specialty areas. This board reviews and evaluates all healthcare information to ensure it is accurate, reliable, and can be used with complete confidence. And now you have access to the same authoritative, trusted clinical information relied upon by health professionals around the world.
Várices esofágicas sangrantes

Definición

Son venas muy hinchadas en las paredes de la parte inferior del esófago (el conducto que conecta la garganta con el estómago) que comienzan a sangrar.

Nombres alternativos

Causas, incidencia y factores de riesgo

La cicatrización (cirrosis) del hígado es la causa más común de várices esofágicas. Esta cicatrización impide que la sangre fluya a través del hígado. Como resultado, hay más flujo de sangre a través de las venas del esófago.

Este flujo sanguíneo extra provoca que las venas en el esófago se hinchen hacia afuera. Si estas venas se rompen (presentan ruptura), pueden causar sangrado profuso.

Cualquier causa de enfermedad hepática crónica puede provocar várices.

Las venas hinchadas (várices) también se pueden presentar en la parte superior del estómago.

Síntomas

Las personas con enfermedad hepática crónica y várices esofágicas pueden no presentar ningún síntoma.

Si hay sólo una pequeña cantidad de sangrado, el único síntoma puede ser vetas oscuras o negras en las heces.

Si se presentan grandes cantidades de sangrado, los síntomas pueden abarcar:

Signos y exámenes

Examen físico:

Los exámenes para determinar de dónde procede el sangrado y detectar el sangrado activo abarcan:

  • Esofagogastroduodenoscopia (EGD)
  • Tubo a través de la nariz hasta el estómago (sonda nasogástrica) para buscar signos de sangrado

Algunos médicos recomiendan la EGD para pacientes que recibieron recientemente el diagnóstico de cirrosis de leve a moderada para detectar várices esofágicas y tratarlos antes de que haya sangrado.

Tratamiento

El objetivo de la terapia es detener el sangrado agudo lo antes posible y tratar las várices con medicamentos y procedimientos médicos. El sangrado se debe controlar rápidamente para prevenir un shock y la muerte.

Si se presenta un sangrado profuso, el paciente puede ser conectado a un respirador para proteger las vías respiratorias y evitar la broncoaspiración de sangre.

Tratamientos para el sangrado agudo:

  • Se puede emplear una pequeña sonda con luz llamada endoscopio. El médico puede inyectar directamente las várices con un medicamento coagulante o puede colocar una banda de caucho alrededor de las venas sangrantes.
  • Se puede utilizar un medicamento que constriñe los vasos sanguíneos (vasoconstricción). Los ejemplos abarcan octeotrida o vasopresina.
  • Se puede introducir una sonda a través de la nariz hasta el estómago e inflarse con aire. Esto produce presión sobre las venas que sangran (taponamiento con balón).

Una vez que el sangrado se ha detenido, las várices se pueden tratar con medicamentos o procedimientos médicos para prevenir una hemorragia futura:

  • Se emplean fármacos llamados betabloqueadores, como propanolol y nadolol, para reducir el riesgo de sangrado.
  • Se puede usar una pequeña sonda con luz llamada endoscopio para colocar una banda de caucho alrededor de las venas sangrantes.
  • Una derivación portosistémica intrahepática transyugular (DPIT) es un procedimiento para crear nuevas conexiones entre dos vasos sanguíneos en el hígado. Esto puede disminuir la presión en las venas e impedir que se presenten episodios de sangrado nuevamente.

En raras ocasiones, se puede emplear la cirugía de emergencia para tratar pacientes si otra terapia falla. Otras dos opciones de tratamiento son la derivación portocava o la extirpación quirúrgica del esófago, pero estos procedimientos ofrecen riesgo.

Los pacientes con várices sangrantes a raíz de enfermedad hepática pueden necesitar tratamiento adicional de su enfermedad, incluyendo un trasplante de hígado.

Grupos de apoyo

Expectativas (pronóstico)

El sangrado retorna con frecuencia si no se hace un tratamiento. Las várices esofágicas sangrantes son una complicación grave de la enfermedad hepática y tienen un pronóstico desalentador.

Complicaciones

Situaciones que requieren asistencia médica

Llame al médico o acuda a la sala de urgencias si vomita sangre o presenta heces alquitranosas.

Prevención

El tratamiento de las causas de la enfermedad hepática puede prevenir el sangrado. Asimismo, el tratamiento preventivo de las várices con medicamentos, tales como los betabloqueadores o con ligadura endoscópica con bandas elásticas, puede ayudar a prevenir el sangrado. Se debe considerar la posibilidad de realizar un trasplante de hígado a algunos pacientes.

Referencias

Garcia-Tsao G, Sanyal AJ, Grace ND, Carey WD; Practice Guidelines Committee of American Association for Study of Liver Diseases; Practice Parameters Committee of American College of Gastroenterology. Prevention and management of gastroesophageal varices and variceal hemorrhage in cirrhosis. Am J Gastroenterol. 2007;102:2086-2102.

Garcia-Tsao G. Cirrhosis and its sequellae. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 157.

View English Version

Encyclopedia Home
Drug Note Home
Health Information Home

Images

Care PointsRead More

Review Date: 1/20/2010

Review By: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; and George F. Longstreth, MD, Department of Gastroenterology, Kaiser Permanente Medical Care Program, San Diego, California. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2010 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

www.adam.com
www.mercyweb.org
follow us online
facebook youtube


Contact us
Home  |  Sitemap

Disclaimer & Terms of Use  |  Privacy Statement  |  Notice of Privacy Practices
Copyright ©2013 Mercy. Last modified 2/16/2011