Mercy Hospital & Health Services Contact Us
MyChart
About Mercy
Join Our Team
set font size large set font size medium set font size small
email this page print this page
Health Illustrated Encyclopedia Banner
Health Illustrated Encyclopedia

Disclaimer:
Our Health Information Database is provided by A.D.A.M. the leading provider of electronic and printed information for professionals and consumers in healthcare and industry. It provides authoritative, reliable content written and reviewed by an editorial board who represent a variety of specialty areas. This board reviews and evaluates all healthcare information to ensure it is accurate, reliable, and can be used with complete confidence. And now you have access to the same authoritative, trusted clinical information relied upon by health professionals around the world.
Resfriado común

Definición

Generalmente implica rinorrea o secreción nasal, congestión nasal y estornudo. Asimismo, es posible que se presente dolor de garganta, tos, dolor de cabeza u otros síntomas. Existen más de 200 virus diferentes que pueden causar un resfriado.

Nombres alternativos

Infección viral de las vías respiratorias altas; Resfriado

Causas

A esta afección la denominamos "resfriado común" por una buena razón; hay más de mil millones de resfriados en los Estados Unidos al año. Probablemente usted y sus hijos tendrán más resfriados que cualquier otro tipo de enfermedad. En promedio, los niños tienen de 3 a 8 resfriados por año y continúan teniéndolos durante toda la infancia. Los padres se contagian usualmente de los niños. Los resfriados son la razón más común por la cual los niños faltan a la escuela y los padres a su trabajo.

Los niños generalmente sufren resfriados por el contacto con otros niños. De hecho, cuando se introduce una nueva cepa en una escuela o guardería, ésta viaja rápidamente por toda la clase.

Los resfriados pueden ocurrir todo el año, pero sobre todo en invierno (incluso en áreas de inviernos benignos). En las áreas en donde no se da la estación invernal, los resfriados son más comunes durante la temporada de lluvias.

Cuando alguien tiene un resfriado, la secreción nasal está atestada de los virus que lo causan y los estornudos, al igual que sonarse o enjugarse la nariz, los propagan. Un resfriado se puede adquirir inhalando el virus en caso de estar sentado cerca de alguien que estornuda o al tocarse la nariz, los ojos o la boca después de haber tocado algo contaminado por el virus.

Las personas son más contagiosas durante los primeros 2 a 3 días del resfriado y generalmente ya no son del todo contagiosas durante los días 7 a 10.

Síntomas

Los tres síntomas más frecuentes de un resfriado son:

Los adultos y los niños mayores con resfriados generalmente tienen una fiebre baja o no tienen fiebre, mientras que los niños pequeños a menudo tienen fiebre de alrededor de 38 a 39º C (100 a 102° F).

Una vez que usted haya "pescado" un resfriado, los síntomas usualmente comenzarán en 2 ó 3 días, aunque pueden tomar una semana. La irritación en la nariz y en la garganta es el primer signo característico, seguido en cuestión de horas por estornudo y secreción nasal acuosa.

Al cabo de 1 a 3 días, las secreciones nasales usualmente se vuelven más espesas y quizás de color amarillento o verdoso. Esto es una parte normal del resfriado común y no una razón para usar antibióticos.

Dependiendo de cuál es el virus culpable, dicho virus también podría causar:

Sin embargo, si es verdaderamente un resfriado, los síntomas más sobresalientes se presentarán en la nariz.

En los niños con asma, los resfriados son el desencadenante más común de los síntomas de esta enfermedad.

Los resfriados comúnmente se observan antes de las infecciones del oído. Sin embargo, los tímpanos de los niños usualmente se congestionan durante los resfriados y es posible que ocurra una acumulación de líquido sin una infección bacteriana (llamada otitis media serosa).

Todo el resfriado generalmente desaparece por sí solo en aproximadamente 7 días, con quizás algunos cuantos síntomas persistentes (como la tos) por otra semana. Si el resfriado dura más tiempo, consulte con el médico para descartar otro problema, como infección sinusal o alergias.

Pruebas y exámenes

Tratamiento

Descanse y tome líquidos en abundancia. Los remedios de venta libre para el resfriado pueden ayudar a aliviar los síntomas. Estos realmente no acortan la duración del resfriado, pero pueden ayudarlo a sentirse mejor.

NOTA: expertos médicos han desaconsejado el uso de medicamentos para la tos y los resfriados en niños menores de 6 años. Hable con el médico antes de que su hijo tome cualquier tipo de antitusígeno de venta libre, incluso si éste viene etiquetado para los niños. Estos medicamentos probablemente no van a funcionar con los niños y pueden tener efectos secundarios graves.

Los antibióticos no se deben usar para tratar un resfriado común, ya que no ayudan y pueden empeorar la situación. La presencia de una secreción nasal amarillosa o verdosa no es razón para usar antibióticos, a menos que no mejore en 10 a 14 días (en este caso puede ser una infección sinusal llamada sinusitis).

Los nuevos medicamentos antivirales pueden aliviar la rinorrea completamente un día antes de lo usual (y comenzar a aliviar los síntomas en cuestión de un día). Sin embargo, no está claro si los beneficios de estos medicamentos sobrepasan los riesgos.

El consomé de pollo se ha utilizado para tratar los resfriados comunes al menos desde el siglo XII y realmente puede ayudar. La sal, el calor y el líquido le pueden ayudar a combatir la infección.

Los tratamientos alternativos que también se han utilizado abarcan:

  • Equinácea
  • Vitamina C
  • Zinc

Grupos de apoyo

Expectativas (pronóstico)

Los síntomas usualmente desaparecen en 7 a 10 días.

Posibles complicaciones

Cuándo contactar a un profesional médico

Utilice primero medidas de cuidados caseros. Llame al médico si:

  • Se presenta dificultad respiratoria
  • Los síntomas empeoran o no mejoran después de 7 a 10 días

Prevención

Podría parecer sorprendente tratar de prevenir los resfriados, pero se puede hacer. Los niños tienen un promedio de 3 a 8 resfriados por año.

A continuación, se presentan 5 formas comprobadas de reducir la exposición a los gérmenes:

  • Lavarse siempre las manos: los niños y adultos deben lavarse las manos en momentos claves, como después de sonarse la nariz, después de cambiar pañales o ir al baño, antes de comer y antes de preparar alimentos.
  • Desinfectar: limpie las superficies de contacto común (manijas de los lavamanos, esteras para dormir) con un desinfectante aprobado por la EPA.
  • Cambiar de guardería: La asistencia a una guardería de 6 o menos niños reduce significativamente el contacto con los gérmenes.
  • Usar desinfectantes manuales instantáneos: un pequeño toque acabará con el 99.99% de los gérmenes sin necesidad de agua ni toallas. Estos productos contienen alcohol para destruir los gérmenes. Son un antiséptico, no un antibiótico, así que no se puede desarrollar resistencia.
  • Utilizar toallas de papel en lugar de toallas de tela compartidas.

A continuación se presentan siete formas de reforzar el sistema inmunitario:

  • Evitar el tabaquismo pasivo: manténgase lo más alejado posible del humo del cigarrillo, ya que es el responsable de muchos problemas de salud, incluyendo millones de resfriados.
  • Evitar antibióticos innecesarios: cuanto más se utilicen los antibióticos, mayor será la probabilidad de resultar enfermo en el futuro con infecciones más prolongadas y pertinaces causadas por organismos más resistentes.
  • Amamantar: se sabe que la leche materna protege contra infecciones de las vías respiratorias, incluso años después haberlo hecho. Los niños que no son amamantados tienen en promedio 5 veces más infecciones del oído.
  • Tomar agua: el cuerpo necesita líquidos para que el sistema inmunitario funcione apropiadamente.
  • Tomar yogur: las bacterias beneficiosas en algunos cultivos activos de yogur ayudan a prevenir los resfriados.
  • Dormir bien: ir a la cama tarde y no dormir bien deja a las personas en un estado de vulnerabilidad.

Referencias

Turner RB. The common cold. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 53.

Simasek M, Blandino DA. Treatment of the common cold. American Family Physician. Feb 2007:75(4).

Shah SA, Sander S, White CM, Rinaldi M, Coleman CI. Evaluation of Echinacea for the prevention and treatment of the common cold: a meta-analysis. The Lancet Infectious Diseases. July 2007:7(7).

This article uses information by permission from Alan Greene, M.D., © Greene Ink, Inc.

View English Version

Encyclopedia Home
Drug Note Home
Health Information Home

Images

Care PointsRead More

Review Date: 1/10/2010

Review By: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington, School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2010 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

www.adam.com
www.mercyweb.org
follow us online
facebook youtube


Contact us
Home  |  Sitemap

Disclaimer & Terms of Use  |  Privacy Statement  |  Notice of Privacy Practices
Copyright ©2013 Mercy. Last modified 2/16/2011