Mercy Hospital & Health Services Contact Us
MyChart
About Mercy
Join Our Team
set font size large set font size medium set font size small
email this page print this page
Health Illustrated Encyclopedia Banner
Health Illustrated Encyclopedia

Disclaimer:
Our Health Information Database is provided by A.D.A.M. the leading provider of electronic and printed information for professionals and consumers in healthcare and industry. It provides authoritative, reliable content written and reviewed by an editorial board who represent a variety of specialty areas. This board reviews and evaluates all healthcare information to ensure it is accurate, reliable, and can be used with complete confidence. And now you have access to the same authoritative, trusted clinical information relied upon by health professionals around the world.
Cáncer de piel escamocelular

Definición

Es un tipo de tumor que afecta la piel.

Nombres alternativos

Cáncer de células escamosas de la piel; Carcinoma escamocelular de la piel; Cáncer cutáneo escamocelular no melanoma; Cáncer cutáneo no melanoma (CCNM) escamocelular

Causas

El cáncer escamocelular se presenta cuando las células en la piel comienzan a cambiar. Los cambios pueden comenzar en la piel normal o en piel que ha resultado lesionada o inflamada. La mayoría de los cánceres de la piel ocurre en áreas cutáneas regularmente expuestas a la luz del sol o a otro tipo de radiación ultravioleta y, con mayor frecuencia, se observan en personas mayores de 50 años.

El carcinoma escamocelular in situ (también llamado enfermedad de Bowen) es la forma más incipiente de cáncer escamocelular. El cáncer aún no ha invadido el tejido circundante y aparece como parches grandes y rojizos (con frecuencia de más de una pulgada) que son descamativos y con costra.

La queratosis actínica es una lesión cutánea precancerosa y, en raras ocasiones, puede convertirse en cáncer escamocelular.

Los riesgos para el cáncer de piel escamocelular abarcan:

  • Tener piel clara, ojos azules o verdes y cabello rubio o rojo
  • Exposición diaria al sol por tiempo prolongado (como en las personas que trabajan al aire libre)
  • Quemaduras solares múltiples y severas a comienzos de la vida
  • Edad avanzada
  • Un gran número de radiografías
  • Arsénico
  • Exposición química

El escamocelular se disemina más rápido que el cáncer de células basales, pero aún puede tener un crecimiento relativamente lento. En raras ocasiones, se puede propagar (hacer metástasis) a otros lugares, incluyendo órganos internos.

Síntomas

El principal síntoma del cáncer de piel escamocelular es una protuberancia creciente que puede tener una superficie áspera y escamosa, y parches planos de color rojizo.

La protuberancia generalmente está localizada en la cara, las orejas, el cuello, las manos o los brazos, pero se puede presentar en otras áreas.

Una úlcera o llaga que no sana puede ser un signo de cáncer escamocelular. Cualquier cambio en una verruga, un lunar u otra lesión cutánea existente podría ser indicio de cáncer de piel.

Pruebas y exámenes

El médico revisará la piel y examinará el tamaño, forma, color y textura de cualquier área sospechosa.

Si el cáncer de piel es una posibilidad, se extrae un pedazo de piel del área y se examina bajo un microscopio. Esto se denomina biopsia de piel y debe hacerse para confirmar el diagnóstico de carcinoma de células basales u otros cánceres de la piel.

Hay muchos tipos de biopsias de piel y el procedimiento exacto depende de la localización del presunto cáncer de piel.

Tratamiento

Ver también: queratosis actínica para obtener información sobre el tratamiento.

El cáncer de piel tiene una alta tasa de curación si se trata a tiempo. El tratamiento depende del tamaño del tumor, de su ubicación y de cuánto se haya diseminado (metástasis).

  • La escisión se refiere a cortar el tumor y utilizar puntos de sutura para unir la piel nuevamente.
  • Con el raspado y electrodesecación se raspa el cáncer y se utiliza electricidad para destruir las células cancerosas que queden. Se emplean para tratar cánceres que no sean muy grandes o profundos.
  • La cirugía de Mohs, en la cual se extrae una capa del cáncer de piel e inmediatamente se examina bajo el microscopio para verificar si ha quedado algo de éste. Se extraen más capas hasta que la muestra de piel esté libre de cáncer. Esta cirugía es más probable que se realice para cánceres de piel en la nariz, los oídos y otras áreas de la cara.
  • La criocirugía congela y destruye las células cancerosas.
  • La radiación se puede utilizar si el cáncer se ha diseminado a órganos o ganglios o para cánceres escamocelulares que no se pueden tratar con cirugía.
  • Se pueden emplear cremas para la piel con los medicamentos imiquimod o 5-fluorouracilo para tratar el carcinoma superficial (no muy profundo) escamocelular.
  • La terapia fotodinámica, un tipo especial de tratamiento con luz, se puede usar para tratar la enfermedad de Bowen.

Grupos de apoyo

Pronóstico

La mayoría (95%) de los tumores escamocelulares se pueden curar si se extirpan a tiempo. Se pueden desarrollar nuevos tumores; sin embargo, si usted ha tenido cáncer escamocelular, procure que el médico le examine la piel con regularidad.

El pronóstico depende de muchos factores, incluyendo el tipo de cáncer y qué tan rápido se diagnosticó. El carcinoma escamocelular rara vez se disemina a otras partes del cuerpo.

Algunos cánceres cutáneos escamocelulares pueden ser más difíciles de tratar o se pueden diseminar. El riesgo puede depender de:

  • El tamaño o forma del cáncer
  • La apariencia del cáncer cuando se examinan los resultados de la biopsia bajo un microscopio
  • Dónde se localiza el cáncer cutáneo
  • Otros problemas de salud

Posibles complicaciones

  • Diseminación local del tumor
  • Diseminación a otros lugares, incluyendo los órganos internos

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita médica si observa que la lesión cambió en:

  • Apariencia
  • Color
  • Tamaño
  • Textura

Igualmente, consulte si tiene dolor, inflamación, sangrado o picazón en una lesión de piel existente.

Prevención

Reduzca su exposición al sol y proteja la piel de los rayos solares utilizando sombreros, camisas de manga larga, faldas largas o pantalones.

La luz solar es más intensa de 10 a.m. a 4 p.m., así que trate de evitar la exposición al sol durante estas horas.

Aplique protectores solares de alta calidad con FPS (factor de protección solar) de al menos 30 que protejan tanto contra la luz solar tipo UVA como la tipo UVB. Aplique el protector por lo menos media hora antes de salir y aplíquelo de nuevo con frecuencia. Use protector solar durante todo el año, incluso durante el invierno. Utilice una fórmula a prueba de agua.

Otros factores importantes para ayudar a evitar la exposición excesiva al sol:

  • Evite superficies que reflejen más la luz, como el agua, la arena, el concreto y las áreas pintadas de blanco.
  • Los peligros son mayores al aproximarse el comienzo del verano.
  • La piel se quema más rápidamente a mayores altitudes.
  • Evite las lámparas de sol, las cámaras bronceadoras y las salas de bronceado.

Examine la piel con regularidad en búsqueda de cualquier tipo de tumores o cambios sospechosos en una lesión cutánea ya existente. Un tumor nuevo que se ulcera o que cicatriza con lentitud es motivo de sospecha.

Los cambios sospechosos en un tumor que ya existe son, entre otros:

  • Cambio de color, tamaño, textura y apariencia
  • Presentación de dolor, inflamación, sangrado o picazón

Referencias

American Cancer Society. Cancer Facts and Figures 2006. Atlanta, GA: American Cancer Society; 2006.

Basal cell and squamous cell cancers: NCCN Medical Practice Guidelines and Oncology:V.1.2009. Accessed July 15, 2009.

Hexsel CL, Bangert SD, Hebert AA, et al. Current sunscreen issues: 2007 Food and Drug Administration sunscreen labeling recommendations and combination sunscreen/insect repellant products. J Am Acad Dermatol. 2008;59:316-323.

Lautenschlager S, Wulf HC, Pittelkow MR. Photoprotection. The Lancet [Early online publication], May 3, 2007.

Ridky TW. Nonmelanoma skin cancer. J Am Acad Dermatol. 2007;57:484-501.

Wood GS, Gunkel J, Stewart D, et al. Nonmelanoma skin cancers: basal and squamous cell carcinomas. In: Abeloff MD, Armitage JO, Nierderhuber JE, Kastan MB, McKenna WG, eds. Abeloff's Clinical Oncology. 4th ed. Philadelphia, Pa: Churchill Livingstone;2008:chap 74.

View English Version

Encyclopedia Home
Drug Note Home
Health Information Home

Images

Care Points
    Read More

    Review Date: 8/12/2009

    Review By: Jonathan Kantor, MD, North Florida Dermatology Associates, Jacksonville, FL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

    The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2010 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

    www.adam.com
    www.mercyweb.org
    follow us online
    facebook youtube


    Contact us
    Home  |  Sitemap

    Disclaimer & Terms of Use  |  Privacy Statement  |  Notice of Privacy Practices
    Copyright ©2013 Mercy. Last modified 2/16/2011