Mercy Hospital & Health Services Contact Us
MyChart
About Mercy
Join Our Team
set font size large set font size medium set font size small
email this page print this page
Health Illustrated Encyclopedia Banner
Health Illustrated Encyclopedia

Disclaimer:
Our Health Information Database is provided by A.D.A.M. the leading provider of electronic and printed information for professionals and consumers in healthcare and industry. It provides authoritative, reliable content written and reviewed by an editorial board who represent a variety of specialty areas. This board reviews and evaluates all healthcare information to ensure it is accurate, reliable, and can be used with complete confidence. And now you have access to the same authoritative, trusted clinical information relied upon by health professionals around the world.

Special Considerations


This article may contain information on medical procedures that are not recommended or endorsed by Catholic Health Partners. Promotion of this topic is prohibited by the Ethical and Religious Directives for Catholic Health Services. In the Ethical and Religious Directives, Catholic health institutions are prohibited from condoning contraceptive practices. Married couples should be given information about natural family planning as well as the church’s teachings on responsible parenthood. The information in this article is designed for educational purposes only. It is not provided as a professional service or as medical advice for specific patients.

Placenta previa

Definición

Es una complicación del embarazo en la cual la placenta crece en la parte más baja de la matriz (útero) y cubre todo o parte de la abertura hacia el cuello uterino.

La placenta es el órgano que nutre al feto en el útero.

Nombres alternativos

Causas

Durante el embarazo, la placenta se desplaza a medida que el útero se estira y crece. A comienzos de embarazo, es común que se presente una placenta de implantación baja. Pero a medida que el embarazo progresa, el útero que va creciendo debe "halar" la placenta hacia la parte superior. Hacia el tercer trimestre, la placenta debe estar cerca de la parte superior del útero, dejando la abertura del cuello uterino despejada para el parto.

Algunas veces, sin embargo, la placenta permanece en la parte inferior del útero, cubriendo parcial o completamente esta abertura. Esto se denomina placenta previa.

Existen diferentes formas de placenta previa:

  • Marginal: la placenta está contra el cuello uterino pero no cubre la abertura
  • Parcial: la placenta cubre parte de la abertura cervical
  • Completa: la placenta cubre completamente la abertura cervical

La placenta previa ocurre en 1 de cada 200 embarazos y es más común en mujeres que tienen:

  • Un útero anormalmente desarrollado
  • Muchos embarazos previos
  • Embarazos múltiples (gemelos, trillizos, etc.)
  • Cicatrización de la pared uterina causada por embarazos anteriores, cesáreas, cirugía uterina o abortos

Las mujeres que fuman o tienen niños a una edad avanzada también pueden tener un mayor riesgo. Las posibles causas de placenta previa abarcan:

  • Formación anómala de la placenta
  • Útero anormal
  • Placenta grande
  • Cicatrización en el revestimiento del útero (endometrio)

Síntomas

El síntoma principal de la placenta previa es un sangrado vaginal súbito e indoloro que con frecuencia ocurre cerca del final del segundo trimestre o empezando el tercer trimestre. En algunos casos, se presenta sangrado o hemorragia severa. El sangrado puede detenerse por sí solo, pero puede empezar de nuevo días o semanas después.

Se pueden presentar calambres uterinos con el sangrado. El trabajo de parto algunas veces empieza al cabo de varios días después del sangrado vaginal profuso. Sin embargo, en algunos casos, el sangrado puede no ocurrir hasta después de que comience el trabajo de parto.

Ver: sangrado vaginal durante el embarazo.

Pruebas y exámenes

El médico puede diagnosticar la placenta previa con una ecografía. La mayoría de los casos de placenta previa se identifican por medio de una ecografía durante el embarazo.

Tratamiento

El tratamiento depende de diversos factores:

  • Qué tanto sangrado tuvo
  • Si el feto está lo suficientemente desarrollado para sobrevivir por fuera del útero
  • Qué tanta placenta está cubriendo el cuello uterino
  • La posición del feto
  • El número de partos previos que haya tenido
  • Si está en trabajo de parto

Muchas veces la placenta se desplaza lejos de la abertura cervical antes del parto.

Si la placenta está cerca del cuello uterino o está cubriendo una parte de éste, es posible que necesite reducir actividades y guardar reposo en cama. El médico ordenará descanso de la pelvis, lo cual significa no tener relaciones sexuales ni practicarse duchas ni usar tampones. No se debe colocar nada en la vagina.

Sin embargo, si hay sangrado, muy probablemente la hospitalizarán para realizarle un control cuidadoso.

Si ha perdido mucha sangre, se pueden administrar transfusiones sanguíneas. Asimismo, se pueden suministrar medicamentos para prevenir el parto prematuro y ayudar a que el embarazo continúe por lo menos hasta las 36 semanas. Más allá de este tiempo, el parto del bebé puede ser el mejor tratamiento.

Si su tipo de sangre es Rh negativo, le administrarán inyecciones de inmunoglobulina anti-D.

Los médicos sopesarán cuidadosamente el riesgo de sangrado continuo contra el riesgo de un parto prematuro para el bebé.

Lo más probable es que las mujeres con placenta previa necesiten dar a luz a su bebé por cesárea, lo cual ayuda a reducir la mortalidad de madres y bebés. Se puede llevar a cabo una cesárea de emergencia si la placenta realmente cubre el cuello uterino y si el sangrado es profuso o en extremo potencialmente mortal.

Grupos de apoyo

Pronóstico

La placenta previa se diagnostica con mayor frecuencia antes de que se presente el sangrado. El control cuidadoso de la madre y del feto puede prevenir muchos de los peligros considerables.

El mayor riesgo es que el sangrado severo requerirá que el bebé nazca siendo prematuro, antes de que los órganos mayores, como los pulmones, se hayan desarrollado.

La mayoría de las complicaciones se pueden evitar hospitalizando a una madre que esté presentando síntomas y practicando un parto por cesárea.

Posibles complicaciones

Los riesgos para la madre abarcan:

  • Muerte
  • Sangrado profuso (hemorragia)
  • Shock

Existe también un aumento del riesgo de infección, coágulos sanguíneos y transfusiones sanguíneas necesarias.

La prematuridad (bebé de menos de 36 semanas de gestación) causa la mayoría de las muertes de bebés en casos de placenta previa. El bebé puede perder sangre si la placenta se separa de la pared uterina durante el trabajo de parto. El bebé también puede perder sangre cuando se abre el útero durante un parto por cesárea.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene sangrado vaginal en cualquier momento del embarazo. La placenta previa puede ser peligrosa tanto para usted como para el bebé.

Prevención

Esta afección no se puede prevenir.

Referencias

Francois KE, Foley MR. Antepartum and postpartum hemorrhage. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, eds. Obstetrics - Normal and Problem Pregnancies. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2007:chap 18.

Houry DE, Abbott JT. Acute complications of pregnancy. In: Marx J, ed. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 6th ed. St Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2006:chap 177.

Cunnigham FG, Leveno KL, Bloom SL, et al . Obstetrical hemorrhage. In: Cunnigham FG, Leveno KL, Bloom SL, et al, eds. Williams Obstetrics. 22nd ed. New York, NY; McGraw-Hill; 2005:chap 35.

View English Version

Encyclopedia Home
Drug Note Home
Health Information Home

Images

Care Points
    Read More

    Review Date: 9/12/2009

    Review By: Linda Vorvick, MD, Seattle Site Coordinator, Lecturer, Pathophysiology, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington School of Medicine; and Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Redmond, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

    The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2010 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

    www.adam.com
    www.mercyweb.org
    follow us online
    facebook youtube


    Contact us
    Home  |  Sitemap

    Disclaimer & Terms of Use  |  Privacy Statement  |  Notice of Privacy Practices
    Copyright ©2013 Mercy. Last modified 2/16/2011