Mercy Hospital & Health Services Contact Us
MyChart
About Mercy
Join Our Team
set font size large set font size medium set font size small
email this page print this page
Health Illustrated Encyclopedia Banner
Health Illustrated Encyclopedia

Disclaimer:
Our Health Information Database is provided by A.D.A.M. the leading provider of electronic and printed information for professionals and consumers in healthcare and industry. It provides authoritative, reliable content written and reviewed by an editorial board who represent a variety of specialty areas. This board reviews and evaluates all healthcare information to ensure it is accurate, reliable, and can be used with complete confidence. And now you have access to the same authoritative, trusted clinical information relied upon by health professionals around the world.
Leche materna

Definición

Extraer y almacenar leche materna puede ayudar a tener una madre permanente en el hogar con la posibilidad de tener tiempo para ella misma.

Una vez que ella regrese a trabajar, satisfacer el suministro de leche puede ser más que un desafío. Ella necesitará seguir manteniendo su provisión de leche extrayendo y acumulando leche materna para el consumo de su hijo mientras ella esté en el trabajo.

Sin embargo, la buena planeación, el apoyo y el equipo correcto pueden ayudarle a una mujer a seguir alimentando a su hijo, incluso después de regresar a trabajar por fuera del hogar.

Temas relacionados:

Nombres alternativos

Leche humana; Leche de los humanos; Leche de las mamas; Información sobre la extracción de leche materna

Funciones

La leche materna se produce en pequeñas glándulas similares a sacos en las mamas. Ciertas hormonas (como estrógenos, progesterona, prolactina hipofisaria y lactógeno) hacen que estos sacos crezcan y se desarrollen. Este proceso comienza durante el segundo trimestre del embarazo.

Las mamas humanas no almacenan un gran volumen de leche, sino que producen nueva leche con cada alimentación.

  • La succión provoca la secreción de una hormona, llamada prolactina. Esta hormona inicia la producción de leche y provoca la secreción de otra hormona, llamada oxitocina.
  • La oxitocina provoca el "reflejo de salida de la leche"de las glándulas mamarias. La leche es exprimida desde la glándula mamaria hacia los conductos galactóforos y luego al pezón.

Durante cada alimentación, la composición de la leche materna cambia:

  • Al comienzo de la alimentación, la leche es azulosa y contiene lactosa y proteínas, pero poca grasa. Dicha leche se llama calostro.
  • Al final de la alimentación, se produce la postrera que contiene más grasa, la principal fuente de energía para el bebé.

Fuentes alimenticias

Efectos secundarios

Recomendaciones

Amamantar o extraer leche en un horario regular, junto con el hecho de beber bastante líquido y comer sano, le ayudarán a mantener su provisión de leche materna.

El primer paso es establecer su suministro de leche y las destrezas para amamantar antes de regresar a trabajar. Su bebé también necesita tiempo para desarrollar sus habilidades de amamantamiento.

SUGERENCIAS PARA MANTENER SU SUMINISTRO DE LECHE

Una vez que usted y su bebé tengan un patrón de amamantamiento constante, introdúzcalo a la alimentación con biberón (con leche materna extraída con sacaleches). Esto permite bastante tiempo para establecer buenos hábitos de alimentación. No empiece antes de que su bebé tenga de 3 a 4 semanas de nacido.

Dos semanas antes de volver al trabajo, compre o alquile un sacaleches y empiece a acumular una provisión de leche congelada.

Es mejor si usted sólo amamanta cuando está con su bebé por la noche y en los fines de semana. Será necesario que otros miembros de la familia ayuden en la casa para darle tiempo a usted de amamantar.

Después de volver a trabajar, usted necesitará extraer leche de 2 a 3 veces al día, cada 2 a 3 horas.

  • Un lugar de trabajo ideal brindará un cuarto privado para madres que estén amamantando, con una silla cómoda y un sacaleches eléctrico para el uso de todas las madres lactantes.
  • Sin embargo, muchas madres han tenido éxito usando un sacaleches manual y un banco de baño para su privacidad.
  • De ser posible, haga los arreglos necesarios para alimentar a su bebé a la hora del almuerzo.

Si usted sólo puede tener un descanso al día y no puede extraer la cantidad para un día entero en una sesión, posiblemente necesite darle a su bebé un biberón suplementario con leche maternizada. Sin embargo, sea consciente de que la alimentación con leche maternizada disminuye la necesidad por la leche materna y su suministro de leche también disminuirá.

Todos los días, alimente a su bebé justo antes de salir en la mañana e inmediatamente cuando regrese a casa del trabajo. Usted puede descubrir que su bebé se alimenta con más frecuencia en las noches en los días en que usted trabaja. Cuando esté con su bebé, aliméntelo cuando él lo pida.

SACALECHES

Existen muchos sacaleches en el mercado. Pueden ser manuales o que funcionen con pilas o electricidad. Los sacaleches de calidad hospitalaria están disponibles para su alquiler a través de las tiendas de suministros médicos.

Los modelos personales que son fáciles de portar están disponibles para la compra. Usted debe encontrar el tipo que sea cómodo de usar en su caso y que le permita recoger la leche materna en un período de tiempo razonable.

Los sacaleches más confiables y cómodos son los eléctricos. Los sacaleches eléctricos crean y liberan succión por sí solos y no requieren de mucho entrenamiento para su uso.

Ya sea un asesor en lactancia (una persona que se especializa en lactancia materna) o las enfermeras en el hospital o el consultorio médico le pueden ayudar a comprar un sacaleches, al igual que enseñarle cómo usarlo.

RECOGER, MANIPULAR Y ALMACENAR LA LECHE

Al almacenar la leche para su uso en la casa, lávese las manos antes de exprimir (bombear).

  • Use biberones o tazas plásticas duras de 2 a 3 onzas que hayan sido lavadas en agua caliente y jabonosa y que estén bien enjuagadas. Deben tener una tapa que encaje herméticamente, como una tapa de atornillar.
  • Las bolsas de alta resistencia que encajen en un biberón de recién nacidos también sirven. NO use bolsas plásticas de uso cotidiano ni bolsas para biberón con leche maternizada, ya que se pueden filtrar.
  • Siempre feche la leche antes de guardarla.

La leche materna fresca puede mantenerse a temperatura ambiente hasta por 8 horas y refrigerada durante 5 a 7 días.

La leche congelada se puede mantener:

  • En un compartimiento del congelador dentro del refrigerador durante 2 semanas
  • En un refrigerador/congelador de puerta separada hasta por 3 ó 4 meses
  • En un congelador profundo a una temperatura constante de 0 grados durante 6 meses.

La leche congelada y descongelada se puede refrigerar hasta por 9 horas, pero no debe congelarse de nuevo.

Nunca caliente la leche materna en el microondas, ya que el exceso de calor destruye los valiosos nutrientes y los "puntos calientes" pueden quemar a su bebé. Los biberones pueden explotar si se dejan demasiado tiempo en el microondas.

DESCONGELAR Y USAR LA LECHE MATERNA

Las dos mejores maneras de descongelar la leche materna congelada es:

  • Ponerla en el refrigerador
  • Hacerla girar en un tazón de agua caliente

Al dejar la leche materna con un niño cuidador, asegúrese de etiquetar el recipiente con el nombre de su hijo y la fecha.

Otros consejos:

  • No vuelva a congelar la leche materna una vez descongelada.
  • No guarde leche materna de un biberón que ha sido usado.
  • Nunca agregue leche materna fresca a la leche congelada.

Referencias

Payne PA, Tully MR. Breastfeeding promotion. In: Ratcliffe SD, Baxley EG, Cline MK, Sakornbut EL, eds. Family Medicine Obstetrics. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2008: section D.

CDC. Breast-feeding/Proper Handling and Storage of Human Milk. Page last reviewed: March 4, 2010.

Eglash A, Montgomery A, Wood J. Breastfeeding Disease-a-Month. 2008;54.

View English Version

Encyclopedia Home
Drug Note Home
Health Information Home

Images

Care Points
    Read More

    Review Date: 7/26/2010

    Review By: Jennifer K. Mannheim, ARNP, Medical Staff, Department of Psychiatry and Behavioral Health, Seattle Children's Hospital; and Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

    The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2010 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

    www.adam.com
    www.mercyweb.org
    follow us online
    facebook youtube


    Contact us
    Home  |  Sitemap

    Disclaimer & Terms of Use  |  Privacy Statement  |  Notice of Privacy Practices
    Copyright ©2013 Mercy. Last modified 2/16/2011