Mercy Hospital & Health Services Contact Us
MyChart
About Mercy
Join Our Team
set font size large set font size medium set font size small
email this page print this page
Health Illustrated Encyclopedia Banner
Health Illustrated Encyclopedia

Disclaimer:
Our Health Information Database is provided by A.D.A.M. the leading provider of electronic and printed information for professionals and consumers in healthcare and industry. It provides authoritative, reliable content written and reviewed by an editorial board who represent a variety of specialty areas. This board reviews and evaluates all healthcare information to ensure it is accurate, reliable, and can be used with complete confidence. And now you have access to the same authoritative, trusted clinical information relied upon by health professionals around the world.
Dificultad respiratoria

Definición

Es una afección que involucra una sensación de dificultad o incomodidad al respirar o la sensación de no estar recibiendo suficiente aire.

Ver también: primeros auxilios en casos de dificultad respiratoria

Nombres alternativos

Falta de aliento; Falta de respiración; Dificultad para respirar; Disnea

Consideraciones

No existe una definición estándar para la dificultad respiratoria. Algunas personas pueden sentirse disneicas con sólo ejercicio leve (por ejemplo, subir escaleras), aunque no padezcan un trastorno específico. Otros pueden tener enfermedad pulmonar avanzada, pero nunca sienten falta de aliento.

Las sibilancias son una de las formas de dificultad respiratoria.

Ver también:

Causas

La dificultad respiratoria tiene muchas causas diferentes:

  • Una obstrucción de los conductos de la nariz, la boca o la garganta puede llevar a que se presente dificultad respiratoria.
  • La cardiopatía puede causar disnea si el corazón es incapaz de bombear suficiente sangre para suministrar oxígeno al cuerpo. De hecho, si el cerebro, los músculos u otros órganos corporales no reciben suficiente oxígeno, se puede experimentar una sensación de disnea.
  • Algunas veces, el estrés emocional, como la ansiedad, puede llevar a que se presente dificultad respiratoria.

Los siguientes problemas pueden causar dificultad respiratoria:

Problemas con los pulmones:

Problemas con las vías respiratorias que llevan a los pulmones:

Problemas con el corazón:

Otros problemas:

  • Ascenso rápido a grandes alturas donde hay menos oxígeno en el aire
  • Una gran cantidad de polvo en el ambiente
  • Alergias (al moho, caspa de animales o polen)
  • Falta de ejercicio
  • Obesidad
  • Compresión de la pared torácica
  • Ataques de pánico
  • Hernia de hiato

Cuidados en el hogar

En algunas circunstancias, un pequeño grado de dificultad para respirar puede ser normal. La congestión nasal severa es un ejemplo. El ejercicio extenuante, sobre todo cuando usted no se ejercita regularmente, es otro ejemplo.

Si la dificultad para respirar es nueva o está empeorando, esto puede indicar un problema serio. Aunque muchas causas son inofensivas y fácilmente corregibles, cualquier dificultad respiratoria requiere que usted se ponga en contacto con el médico.

Si el médico le ha estado tratando un problema prolongado con sus pulmones o corazón, siga las instrucciones del médico para aliviar dicho problema. (Ver: asma, EPOC, insuficiencia cardíaca)

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) si:

  • Se presenta dificultad respiratoria de manera súbita o que interfiere de manera seria con la respiración
  • Alguien deja de respirar por completo

Acuda al médico si la dificultad respiratoria comienza de manera repentina o es severa o si está acompañada de lo siguiente:

  • Molestia, dolor o presión en el pecho
  • Falta de aliento después de un esfuerzo leve o mientras se está en reposo
  • Falta de aliento que lo despierta en la noche o que lo obliga a dormir apuntalado para ayudarse con la respiración
  • Sibilancias
  • Haber inhalado o haberse ahogado con un objeto (aspiración o ingestión de un objeto extraño)
  • Opresión en la garganta o una tos ronca y chillona
  • Desarrollo de fiebre o tos significativa

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico elaborará una historia médica detallada y llevará a cabo un examen físico.

Se pueden hacer las siguientes preguntas sobre la historia clínica:

  • ¿Siente que tiene falta de aliento?
  • ¿Emite ruidos como gruñidos al respirar?
  • ¿Tiene que hacer un gran esfuerzo para respirar?
  • ¿Por cuánto tiempo ha estado presente la dificultad para respirar?
  • ¿Ha progresado lentamente de semanas a meses?
  • ¿Comenzó en forma repentina?
  • ¿Comenzó recientemente?
  • ¿Comenzó lentamente (inicio gradual)?
  • ¿Hay una secuencia de incidentes separados (cuadro episódico)? ¿Cuánto duró cada uno y cada episodio tiene un patrón similar?
  • ¿Ha empeorado la dificultad respiratoria recientemente?
  • ¿Es la dificultad respiratoria la causa de que se despierte en la noche (disnea paroxística nocturna)?
  • ¿Cambia de intensidad la dificultad respiratoria (varía por horas)?
  • ¿Hay dificultad respiratoria cuando está en reposo?
  • ¿Cuánto dura cada episodio?
  • ¿Empeora cuando se acuesta (ortopnea)?
  • ¿Empeora al cambiar la posición del cuerpo?
  • ¿Se desarrolló dentro de las cuatro a seis horas siguientes a la exposición a algo a lo que usted es o puede ser alérgico (antígeno)?
  • ¿Empeora luego del ejercicio?
  • ¿Hay falta de aliento solamente cuando hay sibilancias?
  • ¿Su patrón de respiración es irregular?
  • ¿Retrae los músculos del tórax al respirar ( tiraje)?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?

El examen físico consiste en una evaluación minuciosa de los pulmones, el corazón y las vías respiratorias altas.

Los exámenes que pueden realizarse son:

En los casos más graves de dificultad respiratoria, puede ser necesaria la hospitalización. Se pueden utilizar muchos medicamentos diferentes encaminados a tratar la causa de la dificultad respiratoria.

Si su nivel de oxígeno en la sangre es muy bajo, es posible que necesite recibir dicho gas. Sin embargo, las dosis altas de oxígeno suplementario pueden ser peligrosas para algunos pacientes. El oxígeno no es necesario en todos los casos de dificultad respiratoria.

Referencias

Braithwaite S, Perina D. Dyspnea. In: Marx J, ed. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 6th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2006:chap 18.

Kraft M. Approach to the patient with respiratory diseases. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2007:chap 83.

View English Version

Encyclopedia Home
Drug Note Home
Health Information Home

Images

Care PointsRead More

Review Date: 6/12/2009

Review By: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2010 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

www.adam.com
www.mercyweb.org
follow us online
facebook youtube


Contact us
Home  |  Sitemap

Disclaimer & Terms of Use  |  Privacy Statement  |  Notice of Privacy Practices
Copyright ©2013 Mercy. Last modified 2/16/2011