Mercy Hospital & Health Services Contact Us
MyChart
About Mercy
Join Our Team
set font size large set font size medium set font size small
email this page print this page
Health Illustrated Encyclopedia Banner
Health Illustrated Encyclopedia

Disclaimer:
Our Health Information Database is provided by A.D.A.M. the leading provider of electronic and printed information for professionals and consumers in healthcare and industry. It provides authoritative, reliable content written and reviewed by an editorial board who represent a variety of specialty areas. This board reviews and evaluates all healthcare information to ensure it is accurate, reliable, and can be used with complete confidence. And now you have access to the same authoritative, trusted clinical information relied upon by health professionals around the world.
Problemas de erección

Definición

Es la incapacidad de lograr o mantener una erección del pene que sea lo suficientemente firme para que un hombre tenga una relación sexual satisfactoria. Es posible que usted no pueda lograr una erección en absoluto o que la pierda durante el coito antes de estar listo. Si la afección persiste, el término médico es disfunción eréctil.

Nombres alternativos

Disfunción eréctil; Impotencia; Disfunción sexual masculina

Consideraciones

Los problemas de erección son comunes en los hombres adultos. De hecho, prácticamente todos los hombres experimentan una dificultad ocasional para lograr o mantener una erección. En muchos casos, es una afección temporal que desaparece con poco o sin tratamiento. En otros casos, puede ser un problema progresivo que puede dañar la autoestima del hombre y afectar su relación de pareja y, por lo tanto, requiere tratamiento.

Si usted tiene dificultad para lograr o mantener una erección más del 25% de las veces, se considera un problema.

En el pasado, se creía que los problemas eréctiles estaban "todos en la mente del hombre". Generalmente, los hombres recibían un consejo que poco ayudaba, tal como "no se preocupe" o "simplemente relájese y se le va a pasar solo". En la actualidad, los médicos creen que cuando el problema no es pasajero o no se soluciona por sí solo, generalmente la causa son factores físicos.

Una forma de saber si la causa es física o psicológica es determinar si usted tiene erecciones nocturnas. Normalmente, los hombres tienen entre 3 y 5 erecciones por noche, cada una de las cuales se prolonga por 30 minutos. El médico puede explicarle al paciente cómo practicar una prueba para averiguar si tienen la cantidad normal de erecciones nocturnas.

En la mayoría de los hombres, las dificultades eréctiles no afectan la libido.

La eyaculación precoz (cuando el orgasmo llega rápidamente) es diferente de la impotencia. Junto con su pareja, usted debe buscar asesoría para este problema, que, por lo general, se debe a factores psicológicos.

La infertilidad masculina también es muy diferente de la impotencia. Un hombre que no es capaz de mantener una erección puede tener un desempeño perfectamente normal en otras situaciones y puede ser muy capaz de producir espermatozoides suficientes que pueden fertilizar a una mujer. Un hombre infértil puede ser capaz de tener relaciones sexuales con normalidad, pero puede ser incapaz de engendrar un hijo debido a problemas con el conteo de espermatozoides u otros factores.

Causas comunes

Una erección requiere la interacción del cerebro, los nervios, las hormonas y los vasos sanguíneos. Cualquier cosa que interfiera con el proceso normal puede llevar a un problema.

Entre las causas comunes de problemas de erección están:

  • Enfermedades y afecciones como diabetes, hipertensión arterial, afecciones cardíacas y de la tiroides, mala circulación, depresión o trastornos neurológicos (como esclerosis múltiple o enfermedad de Parkinson)
  • Medicamentos: por ejemplo, para la presión arterial (especialmente betabloqueadores), para el corazón (como digoxina), algunos medicamentos para tratar las úlceras pépticas, pastillas para dormir y antidepresivos
  • Daño a nervios a causa de cirugía de la próstata
  • Consumo de nicotina, alcohol o cocaína
  • Mala comunicación con la pareja
  • Sentimientos repetitivos de duda y fracaso o comunicación negativa que refuerza los problemas eréctiles
  • Lesión de la médula espinal
  • Estrés, miedo, ansiedad o enojo
  • Expectativas sexuales irreales, que hacen del sexo una tarea en lugar de un placer

Los problemas de erección tienden a ser más comunes a medida que se envejece, pero pueden afectar a los hombres a cualquier edad y en cualquier momento de sus vidas. Las causas físicas son más comunes en los hombres de mayor edad, mientras que las psicológicas son más comunes en los hombres más jóvenes.

Los niveles bajos de testosterona rara vez llevan a problemas de erección, pero pueden reducir la libido de un hombre.

Cuidados en el hogar

Para muchos hombres, los cambios en su estilo de vida pueden ayudar:

  • Reducir el consumo de tabaco, alcohol y drogas psicoactivas
  • Descansar mucho y tomarse tiempo para relajarse
  • Hacer ejercicio y comer de modo saludable para mantener una buena circulación
  • Practicar el sexo sin riesgos, lo cual reduce el miedo de contraer el VIH y enfermedades de transmisión sexual
  • Hablar abiertamente con la pareja sobre el sexo y la relación. Si es incapaz de hacerlo, la asesoría profesional puede ayudar

Las parejas que no puedan hablarse entre sí probablemente van a tener problemas con la intimidad sexual. A los hombres que tienen problemas para hablar de sus sentimientos les puede resultar difícil compartir con su pareja cualquier motivo de ansiedad sobre su desempeño sexual. En estas circunstancias, la asesoría puede ser muy útil tanto para usted como para su pareja.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • El problema no desaparece con las medidas de cuidados personales. Hay disponibilidad de tratamientos efectivos.
  • El problema comienza después de una lesión o una cirugía de próstata.
  • Presenta otros síntomas como lumbago, dolor abdominal o cambios en la micción.

Si los problemas de erección parecen tener origen en un medicamento que está tomando por una afección sin relación, consulte con el médico. Usted se puede beneficiar de una reducción de la dosis del fármaco o cambiando a otro que tenga el mismo resultado, pero no los mismos efectos secundarios. NO cambie ni deje de tomar ningún medicamento sin antes consultar con el médico.

Hable con el médico si los problemas eréctiles están relacionados con el temor de problemas cardíacos recurrentes. Las relaciones sexuales generalmente son seguras en estas circunstancias.

Llame al médico de inmediato o acuda al servicio de urgencias más cercano si el medicamento para los problemas eréctiles le ocasionó una erección indeseada que se prolonga por más de cuatro horas. La impotencia permanente u otro daño perdurable en el pene pueden resultar de esta afección.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El médico realizará un examen físico, que probablemente incluya:

  • Una revisión del flujo sanguíneo (circulación)
  • Examen del pene
  • Examen neurológico
  • Examen rectal

Para ayudar al diagnóstico de la causa, el médico hará preguntas sobre los antecedentes médicos, tales como:

  • ¿Ha sido capaz de alcanzar y mantener erecciones anteriormente?
  • ¿La dificultad radica en lograr las erecciones o en mantenerlas?
  • ¿Tiene erecciones mientras duerme?
  • ¿Hace cuánto tiempo que se presentan las dificultades con la erección?
  • ¿Qué medicamentos está tomando (bien sea de prescripción, de venta libre y drogas psicoactivas)?
  • ¿Fuma? ¿Cuánto fuma diariamente?
  • ¿Consume alcohol? ¿Qué cantidad?
  • ¿Ha tenido una cirugía recientemente?
  • ¿Tuvo alguna vez una cirugía u otros tratamientos para los vasos sanguíneos?
  • ¿Está deprimido?
  • ¿Tiene algún tipo de temor o preocupación?
  • ¿Sufre de mucho estrés?
  • ¿Ha disminuido su nivel de energía?
  • ¿Está durmiendo bien todas las noches?
  • ¿Siente temor de la actividad sexual debido a problemas físicos?
  • ¿Ha habido algunos cambios recientes en su vida?
  • ¿Qué otro tipo de síntomas experimenta?
  • ¿Ha notado cambios en las sensaciones del pene?
  • ¿Tiene algún tipo de problemas con la micción?

Entre los exámenes que se pueden realizar se encuentran:

  • Análisis de sangre incluyendo conteo sanguíneo completo, pruebas metabólicas, niveles hormonales, antígeno prostático específico
  • Pruebas neurológicas
  • Tumescencia nocturna del pene (TNP) para verificar si hay erecciones nocturnas normales
  • Ecografía del pene para detectar problemas vasculares o circulatorios)
  • Evaluación psicométrica
  • Monitoreo de la rigidez
  • Análisis de orina

El tratamiento puede depender de la causa. Por ejemplo, si el problema es causado por un desequilibrio hormonal, se prescribirán medicamentos para corregir el trastorno endocrino subyacente. Sin embargo, el mismo tratamiento se puede usar para muchas causas diferentes. Consulte con el médico para obtener la evaluación y manejo adecuados.

En la actualidad, existen muchas opciones terapéuticas que incluyen medicamentos orales, inyecciones dentro del pene, medicamentos introducidos dentro de la uretra (canal urinario), dispositivos de vacío y cirugía. Con el fin de tratar de modo efectivo la disfunción eréctil, usted debe ser consciente y estar cómodo con los posibles efectos secundarios y complicaciones que pueden ocurrir con cada terapia.

El sildenafil (Viagra), el vardenafil (Levitra) y el tadalafil (Cialis) son medicamentos prescritos para las dificultades eréctiles causadas ya sea por problemas físicos o psicológicos. Los fármacos funcionan sólo cuando el hombre está sexualmente excitado y su efecto generalmente se observa al cabo de 15 a 45 minutos.

Estos fármacos se denominan inhibidores de la fosfodiesterasa 5 (PDE5, por sus siglas en inglés).

Si bien estos medicamentos se han vuelto extremadamente populares, no mejoran las erecciones si usted no es impotente, y SÍ tienen efectos secundarios, los cuales pueden ser tan graves como un ataque cardíaco o tan leves como un dolor muscular o enrojecimiento facial.

Estos fármacos no se deben utilizar junto con algunos otros medicamentos, incluyendo nitroglicerina. Cuando se toman con esta última, la presión arterial de un hombre puede tornarse peligrosamente baja. De hecho, algunos hombres han muerto después de tomar estos medicamentos y nitroglicerina.

Los inhibidores de la fosfodiesterasa 5 deben utilizarse con cautela si usted tiene cualquiera de las siguientes afecciones:

  • Accidente cerebrovascular reciente
  • Cardiopatía severa, como angina inestable, un reciente ataque cardíaco o arritmia
  • Insuficiencia cardíaca severa
  • Hipertensión (hipertensión arterial) no controlada
  • Diabetes no controlada
  • Presión arterial muy baja (hipotensión)

Si las pastillas no dan resultados, hay otras opciones disponibles como las siguientes:

  • Se puede prescribir reposición de testosterona usando parches cutáneos, gel tópico o inyecciones intramusculares si su nivel de ésta en la sangre es bajo.
  • Un medicamento llamado alprostadil, que se inyecta en el pene o se introduce dentro de la uretra, mejora el flujo sanguíneo a dicho órgano. Esto generalmente funciona mejor que los medicamentos orales.
  • Se puede utilizar un dispositivo de vacío externo para hacer llegar la sangre hasta el pene. Luego se utiliza una banda de caucho especial para mantener la erección durante la relación sexual.
  • Para algunos pacientes, también se puede recomendar o requerir un implante ( prótesis) peniano colocado quirúrgicamente.

Muchas hierbas y suplementos dietarios se comercializan para ayudar con el desempeño o el deseo sexual. Existen varias preocupaciones especiales para las personas que toman remedios alternativos para la disfunción eréctil. Asimismo, no se ha demostrado que alguno de estos remedios sea efectivo para tratar este problema.

Consulte con el médico para ver si uno de estos tratamientos es apropiado para usted.

Prevención

Referencias

McVary, K. T.. Clinical practice. Erectile dysfunction. N Engl J Med. 2007 Dec; 357(24): 2472-81.

Melnik T, Soares BG, Nasselo AG. Psychosocial interventions for erectile dysfunction. Cochrane Database Syst Rev. 2007 Jul 18;(3):CD004825.

View English Version

Encyclopedia Home
Drug Note Home
Health Information Home

Images

Care PointsRead More

Review Date: 8/10/2009

Review By: Reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc. Also reviewed by Scott Miller, MD, Urologist, private practice, Atlanta, Georgia.

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2010 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

www.adam.com
www.mercyweb.org
follow us online
facebook youtube


Contact us
Home  |  Sitemap

Disclaimer & Terms of Use  |  Privacy Statement  |  Notice of Privacy Practices
Copyright ©2013 Mercy. Last modified 2/16/2011