Mercy Hospital & Health Services Contact Us
MyChart
About Mercy
Join Our Team
set font size large set font size medium set font size small
email this page print this page
Health Illustrated Encyclopedia Banner
Health Illustrated Encyclopedia

Disclaimer:
Our Health Information Database is provided by A.D.A.M. the leading provider of electronic and printed information for professionals and consumers in healthcare and industry. It provides authoritative, reliable content written and reviewed by an editorial board who represent a variety of specialty areas. This board reviews and evaluates all healthcare information to ensure it is accurate, reliable, and can be used with complete confidence. And now you have access to the same authoritative, trusted clinical information relied upon by health professionals around the world.
Anomalías en la forma de caminar

Definición

Son patrones inusuales e incontrolables al andar, generalmente provocados por enfermedades o lesiones en las piernas, los pies, el cerebro, la columna o el oído interno.

Nombres alternativos

Anomalías en la marcha 

Consideraciones

El patrón de la forma como una persona camina se denomina marcha. Muchos de los diferentes tipos de anomalías de la marcha se producen de manera inconsciente y la mayoría de ellos, pero no todos, se deben a alguna afección física.

Algunas de anomalías de la marcha son tan características que se les han dado nombres descriptivos:

  • Marcha festinante: una postura rígida y encorvada con la cabeza y el cuello inclinados hacia adelante.
  • Marcha en tijeras: piernas ligeramente flexionadas a la altura de las caderas y las rodillas, dando la impresión de acuclillarse, con las rodillas y las piernas golpeándose o cruzándose en movimiento similar a tijeras.
  • Marcha espástica: caminar rígido con pies en arrastre resultante de una contracción muscular unilateral prolongada.
  • Marcha en estepaje: caída del pie donde éste cuelga con los dedos apuntando hacia abajo y provocando que éstos raspen el piso al caminar.
  • Marcha de pato: forma de caminar particular similar a la del pato que puede presentarse en la niñez o posteriormente en la vida.

Causas

La marcha anormal puede ser ocasionada por enfermedades en muchas áreas diferentes del cuerpo. Las causas generales de la marcha anormal pueden abarcar:

  • Artritis de las articulaciones de la pierna o los pies
  • Condromalacia rotuliana
  • Neurosis histérica (un trastorno psicológico)
  • Problemas de los pies (callosidades, callos, uñas encarnadas, verrugas, dolor, úlcera cutánea, hinchazón, espasmos)
  • Fractura
  • Hemofilia
  • Inyecciones intramusculares que causan dolor en la pierna o las nalgas
  • Infección
  • Lesión
  • Piernas de diferente longitud
  • Miositis
  • Pieriostitis tibial (dolor en las espinillas)
  • Tendinitis
  • Zapatos apretados o incómodos
  • Torsión testicular

Esta lista no los incluye a todos.

CAUSAS DE MARCHAS ESPECÍFICAS

Cuidados en el hogar

El tratamiento de la causa generalmente mejora los problemas de la marcha. Por ejemplo, las anomalías ocasionadas por trauma parcial en la pierna mejoran a medida que la pierna sana.

En caso de que la marcha anormal sea ocasionada por una neurosis histérica, se recomienda enfáticamente orientación psiquiátrica, al igual que apoyo por parte de los demás miembros de la familia.

En caso de marcha festinante:

  • Motive a la persona para que tenga mucha confianza en sí misma y sea lo más independiente posible.
  • Tómese el tiempo suficiente para realizar las actividades diarias, especialmente para caminar. Las personas con este problema son muy propensas a caerse debido a la falta de equilibrio y al esfuerzo inconsciente que hacen siempre para estar al día con las actividades.
  • Brinde asistencia para caminar por razones de seguridad, especialmente en superficies irregulares.
  • Consulte con un fisioterapeuta acerca de la terapia de ejercicios y el reentrenamiento para caminar.

En caso de marcha en tijeras:

  • Cuide la piel para evitar lesiones y ulceración, debido a que la pérdida de sensibilidad cutánea está frecuentemente asociada con este tipo de marcha.
  • Use dispositivos ortopédicos en las piernas y férulas en los zapatos puede ayudar a mantener una alineación adecuada en los miembros inferiores para ponerse de pie y para caminar. Un fisioterapeuta puede proporcionar estas ayudas y brindar terapia de ejercicios en la medida de lo necesario.

En caso de marcha espástica:

  • Motive a la persona a hacer ejercicios tanto activos como pasivos.
  • Use dispositivos ortopédicos en las piernas y férulas en los zapatos puede ayudar a mantener una alineación adecuada en las extremidades inferiores para ponerse de pie y para caminar. Un fisioterapeuta puede proporcionar estas ayudas y brindar terapia de ejercicios en la medida de lo necesario.
  • Se recomienda un bastón o caminador para aquellos con problemas de equilibrio.

En caso de marcha en estepaje:

  • Descanse adecuadamente, ya que la fatiga puede frecuentemente hacer que las personas afectadas tropiecen y se caigan.
  • Use dispositivos ortopédicos en las piernas y férulas en los zapatos que pueden ayudar a mantener una alineación adecuada en los miembros inferiores para ponerse de pie y para caminar. Un fisioterapeuta puede proporcionar estas ayudas y brindar terapia de ejercicios en la medida de lo necesario.

En caso de presentarse marcha de pato, siga la terapia prescrita.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico si se presenta algún signo de anomalía incontrolable e inexplicable en la marcha.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

Se elabora la historia clínica y se realiza un examen físico.

Algunas de las preguntas de la historia clínica que pueden documentar en detalle los trastornos en la marcha pueden ser:

  • Patrón de tiempo
    • ¿Cuándo empezaron a presentarse los problemas con la marcha?
    • ¿El problema se presentó súbita o gradualmente?
    • ¿Ha empeorado con el tiempo?
  • Calidad (tipo de alteración en la marcha)
    • Marcha en tijeras (flexión de caderas y rodillas; cruce de las piernas entre sí)
    • Marcha en estepaje (caída del pie, los dedos se arrastran por el piso)
    • Marcha espástica (marcha rígida, arrastrando el pie)
    • Marcha festinante (caminar rígido, encorvado con la cabeza y el cuello inclinados hacia adelante)
  • Otros síntomas
    • ¿Hay dolor?
    • ¿Qué tipo de dolor es? ¿En los músculos, en las articulaciones, en la columna o en alguna otra parte del cuerpo?
    • ¿Se presenta fiebre?
    • ¿Se presenta dolor testicular?
    • ¿Parece presentarse atrofia muscular (emaciación)?
    • ¿Se presenta algún tipo de parálisis?
    • ¿Se presenta algún tipo de espasmo muscular?
    • ¿Hay deformidades articulares?
    • ¿Ha tenido recientemente alguna infección?
  • Medicamentos
    • ¿Qué medicamentos está tomando?
  • Antecedentes de lesiones
    • ¿Alguna vez se ha lesionado las piernas?
    • ¿Qué tipo de lesión? ¿Una fractura de hueso, una luxación o una quemadura?
    • ¿Ha sufrido alguna vez traumatismos craneales, especialmente alguna que le haya ocasionado un coma?
    • ¿Se ha lesionado alguna vez la columna o los nervios?
  • Antecedentes de enfermedades
    • ¿Hay algún problema conocido de los vasos sanguíneos?
    • ¿Tiene enfermedades diagnosticadas como polio, miositis, tumores o accidente cerebrovascular?
    • ¿Ha habido alguna infección reciente incluyendo abscesos?
    • ¿Sufre de hemofilia?
    • ¿Ha habido exposición al monóxido de carbono?
  • Tratamientos
    • ¿Ha recibido recientemente algún tipo de vacuna?
    • ¿Ha habido recientemente algún tipo de procedimiento quirúrgico?
    • ¿Alguna vez se han hecho tratamientos de quimioterapia o de radioterapia?
  • Antecedentes del paciente y familiares
    • ¿Existe algún defecto congénito diagnosticado como espina bífida, mielomeningocele o displasia de cadera?
    • ¿Existen antecedentes de parálisis cerebral o distrofia muscular?
    • ¿Algún miembro de la familia ha sufrido esclerosis múltiple?
    • ¿La persona afectada ha tenido anomalías en el crecimiento?
    • ¿Las piernas tienen diferente longitud?
    • ¿Existe algún problema diagnosticado de escoliosis?

Es probable que el examen físico abarque un examen neurológico. Los exámenes diagnósticos están determinados por los resultados del examen físico y por la observación de las anomalías en la marcha.

Referencias

Griggs R, Jozefowicz R, Aminoff M. Approach to the patient with neurologic disease. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 418.

Timmann D, Diener H. Coordination and ataxia. In: Goetz, CG, ed. Textbook of Clinical Neurology. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 17.

View English Version

Encyclopedia Home
Drug Note Home
Health Information Home

Images

Care Points
    Read More

    Review Date: 3/26/2009

    Review By: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; and Daniel B. Hoch, PhD, MD, Assistant Professor of Neurology, Harvard Medical School, Department of Neurology, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

    The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2010 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

    www.adam.com
    www.mercyweb.org
    follow us online
    facebook youtube


    Contact us
    Home  |  Sitemap

    Disclaimer & Terms of Use  |  Privacy Statement  |  Notice of Privacy Practices
    Copyright ©2013 Mercy. Last modified 2/16/2011