Mercy Hospital & Health Services Contact Us
MyChart
About Mercy
Join Our Team
set font size large set font size medium set font size small
email this page print this page
Health Illustrated Encyclopedia Banner
Health Illustrated Encyclopedia

Disclaimer:
Our Health Information Database is provided by A.D.A.M. the leading provider of electronic and printed information for professionals and consumers in healthcare and industry. It provides authoritative, reliable content written and reviewed by an editorial board who represent a variety of specialty areas. This board reviews and evaluates all healthcare information to ensure it is accurate, reliable, and can be used with complete confidence. And now you have access to the same authoritative, trusted clinical information relied upon by health professionals around the world.
Examen de isoenzimas de la creatina-fosfocinasa

Definición

Este examen mide diferentes formas de creatina-fosfocinasa (CPK, por sus siglas en inglés) en la sangre. La creatina-fosfocinasa es una enzima que se encuentra predominantemente en el corazón, el cerebro y el músculo esquelético.

Ver también: examen de creatina-fosfocinasa

Nombres alternativos

Isoenzimas de creatina-fosfocinasa; Isoenzimas de creatina-cinasa; Isoenzimas de CK

Forma en que se realiza el examen

La sangre se extrae típicamente de una vena, por lo general de la parte interior del codo o del dorso de la mano. El sitio de punción se limpia con un desinfectante (antiséptico). El médico envuelve una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo con el fin de aplicar presión en el área y hacer que la vena se llene de sangre.

Luego, el médico introduce suavemente una aguja en la vena y recoge la sangre en un frasco hermético o en un tubo pegado a la aguja. La banda elástica se retira del brazo.

Una vez que se ha recogido la muestra de sangre, se retira la aguja y se cubre el sitio de punción para detener cualquier sangrado.

En bebés o en niños pequeños, se puede utilizar un instrumento puntiagudo llamado lanceta para punzar la piel y hacerla sangrar. La sangre se recoge en un tubo pequeño de vidrio llamado pipeta, en un portaobjetos o en una tira reactiva. Finalmente, se puede colocar un vendaje sobre el área si hay algún sangrado.

Si usted está en el hospital, este examen se puede repetir durante dos o tres días. Un aumento o disminución significativos en la creatina-fosfocinasa o en las isoenzimas de la creatina-fosfocinasa puede ayudarle al médico a diagnosticar ciertas afecciones.

Preparación para el examen

Generalmente no se necesita ninguna preparación especial.

Coméntele al médico respecto a todos medicamentos que esté tomando. Ciertos medicamentos pueden interferir con los resultados del examen. Los fármacos que pueden aumentar las mediciones de creatina-fosfocinasa son, entre otros:

  • Amfotericina B
  • Ampicilina
  • Algunos anestésicos
  • Anticoagulantes
  • Ácido acetilsalicílico (aspirin)
  • Clofibrato
  • Dexametasona
  • Furosemida
  • Morfina
  • Alcohol
  • Cocaína

Lo que se siente durante el examen

Cuando se inserta la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado, mientras que otras sienten sólo un pinchazo o sensación de picadura. Posteriormente, puede haber algo de sensación pulsátil.

Razones por las que se realiza el examen

El examen se hace si un examen de creatina- fosfocinasa revela que el nivel de esta enzima está elevado. El examen de isoenzimas de la creatina-fosfocinasa puede ayudar a señalar la fuente exacta de tejido dañado.

La creatina-fosfocinasa está compuesta de tres isoenzimas ligeramente diferentes:

  • CPK-1 (también llamada CPK-BB) se encuentra más que todo en el cerebro y los pulmones
  • CPK-2 (también llamada CPK-MB) se encuentra más que todo en el corazón
  • CPK-3 (también llamada CPK-MM) se encuentra más que todo en el músculo esquelético

Valores normales

Significado de los resultados anormales

Niveles de CPK-1 por encima de lo normal:

Debido a que la isoenzima CPK-1 se encuentra más que todo en el cerebro y los pulmones, una lesión a cualquiera de estas áreas puede incrementar sus niveles. El aumento en los niveles de esta isoenzima puede deberse a:

Niveles de CPK-2 por encima de lo normal:

Los niveles de CPK-2 aumentan de tres a seis horas después de presentarse un ataque cardíaco. Si no existe un daño posterior al miocardio, el nivel alcanza un pico entre 12 y 24 horas, y vuelve a su normalidad de 12 a 48 horas después de la muerte del tejido.

El aumento en los niveles de CPK-2 también pueden deberse a:

  • Lesiones por electricidad
  • Desfibrilación cardíaca (aplicación deliberada de choques al corazón por personal médico)
  • Trauma en el corazón (por ejemplo, por un accidente automovilístico)
  • Inflamación del músculo cardíaco debido generalmente a virus (miocarditis)
  • Cirugía a corazón abierto

Los niveles de CPK-2 generalmente no aumentan con dolor torácico causado por angina, embolia pulmonar (coágulo de sangre en el pulmón) o insuficiencia cardíaca congestiva.

Los niveles de CPK-3 por encima de lo normal generalmente son un signo de lesión o fatiga muscular y pueden deberse a:

  • Lesiones por aplastamiento
  • Lesión muscular debida a fármacos o inmovilización prolongada (rabdomiólisis)
  • Distrofia muscular
  • Miositis (inflamación de músculo esquelético)
  • Recibir múltiples inyecciones intramusculares
  • Examen de la función muscular y nerviosa reciente (electromiografía)
  • Crisis epiléptica reciente
  • Cirugía reciente
  • Ejercicio extenuante

Cuáles son los riesgos

Consideraciones especiales

Los factores que pueden afectar los resultados del examen son, entre otros: cateterismo cardíaco, inyecciones intramusculares, cirugía reciente, ejercicio vigoroso y prolongado o inmovilización.

La evaluación de isoenzimas para afecciones específicas tiene una precisión de alrededor del 90%.

Referencias

Anderson JL. ST segment elevation acute myocardial infarction and complications of myocardial infarction. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 72.

Barohn RJ. Muscle diseases. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 447.

View English Version

Encyclopedia Home
Drug Note Home
Health Information Home

Images

Care Points
    Read More

    Review Date: 2/19/2009

    Review By: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

    The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2010 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

    www.adam.com
    www.mercyweb.org
    follow us online
    facebook youtube


    Contact us
    Home  |  Sitemap

    Disclaimer & Terms of Use  |  Privacy Statement  |  Notice of Privacy Practices
    Copyright ©2013 Mercy. Last modified 2/16/2011