Mercy Hospital & Health Services Contact Us
MyChart
About Mercy
Join Our Team
set font size large set font size medium set font size small
email this page print this page
Health Illustrated Encyclopedia Banner
Health Illustrated Encyclopedia

Disclaimer:
Our Health Information Database is provided by A.D.A.M. the leading provider of electronic and printed information for professionals and consumers in healthcare and industry. It provides authoritative, reliable content written and reviewed by an editorial board who represent a variety of specialty areas. This board reviews and evaluates all healthcare information to ensure it is accurate, reliable, and can be used with complete confidence. And now you have access to the same authoritative, trusted clinical information relied upon by health professionals around the world.
Lumbago crónico

Definición

El dolor de espalda es una de las dolencias más comunes. Casi toda persona tendrá dolor de espalda en algún momento en su vida. La mayoría de las veces, la causa exacta del dolor no se puede encontrar.

Este artículo aborda el lumbago prolongado (crónico). Para obtener información sobre otros tipos de lumbago que ocurren repentinamente, ver el artículo: lumbago.

Nombres alternativos

Dolor de espalda inespecífico; Dolor de espalda crónico; Dolor lumbar crónico; Lumbalgia crónica; Dolor de espalda bajo y crónico

Causas

Un solo evento puede no causar el dolor. Usted puede haber estado haciendo muchas cosas inadecuadamente, como estar de pie o alzar cosas, durante mucho tiempo. Luego repentinamente, un movimiento simple (como alcanzar algo o agacharse por la cintura) lleva a la sensación de dolor.

La parte específica de la espalda que es responsable del dolor algunas veces es difícil de identificar. Existen varias causas posibles del lumbago:

  • Ciertas afecciones médicas como la fibromialgia
  • Hernia de disco (parte de un disco de la columna ejerce presión sobre nervios cercanos)
  • Distensión o desgarros de músculos o ligamentos que sostienen la espalda
  • Discopatía degenerativa
  • Lesión o fractura de la pelvis
  • Síndrome piriforme (un trastorno de dolor que consiste en un músculo contraído en los glúteos)
  • Estenosis raquídea (estrechamiento del conducto raquídeo)
  • Fracturas pequeñas en la columna vertebral por osteoporosis
  • Curvaturas de la columna vertebral (como escoliosis o cifosis), las cuales pueden ser hereditarias y verse en niños y adolescentes

Usted está en riesgo particular de lumbago si:

  • Tiene más de 30 años
  • Está embarazada
  • Se siente estresado o deprimido
  • Tiene artritis u osteoporosis
  • Fuma
  • No hace ejercicio
  • Tiene sobrepeso
  • Tiene un trabajo que requiere levantamiento de cosas pesadas, mucha flexión y contorsiones o vibración total del cuerpo (como conducir un camión o usar una chorreadora de arena)

Síntomas

Usted puede sentir una variedad de síntomas si se lastima la espalda, incluyendo:

  • Sensación de hormigueo o ardor
  • Dolor sordo
  • Dolor agudo
  • Debilidad en piernas o pies

El lumbago puede variar ampliamente. El dolor puede ser leve o puede ser tan intenso que usted sea incapaz de moverse.

Dependiendo de la causa de su dolor de espalda, también puede tener dolor en la pierna, la cadera o la planta del pie. Ver: ciática

Pruebas y exámenes

Durante el examen físico, el médico tratará de ubicar con precisión la localización del dolor y entender cómo afecta su movimiento. A usted se le pedirá:

  • Sentarse, pararse y caminar. Igualmente pueden pedirle que trate de caminar en los dedos de los pies y luego sobre los talones.
  • Inclinarse hacia adelante, hacia atrás y hacia los lados.
  • Levantar las piernas rectas mientras está acostado.

El médico también moverá sus piernas hacia posiciones diferentes para verificar su fuerza y capacidad para moverse. Esto por lo regular incluye flexionar y estirar las rodillas.

El médico verificará los reflejos en las piernas, lo cual revela qué tan bien están trabajando ciertos nervios. Esto puede abarcar:

Dar golpecitos suavemente con un martillo de caucho en ciertas partes de las piernas y pies ver cómo responden.

Tocar diferentes áreas de la pierna con un alfiler, un hisopo de algodón o una pluma para ver qué tan bien puede sentir usted cada objeto.

Usted debe comentarle al médico si hay áreas donde la sensación a causa del alfiler, el algodón o la pluma se percibe sorda.

Las pruebas adicionales se determinan por la historia clínica y síntomas (incluyendo la forma como se desarrollaron los síntomas). Los exámenes que podrían solicitarse abarcan:

Tratamiento

Si usted tiene cualquier síntoma preocupante, llame al médico en seguida.

Su dolor de espalda puede no desaparecer completamente o se puede intensificar a veces. El hecho de aprender a cuidar de su espalda en casa y cómo prevenir los episodios repetitivos de dolor de espalda pueden ayudarle a evitar la cirugía.

El médico y otros profesionales de la salud le pueden ayudar a manejar su dolor y mantenerlo tan activo como sea posible.

  • El médico puede remitirlo a fisioterapia. El fisioterapeuta le ayudará a tratar de reducir el dolor usando estiramientos y tracción. Le mostrará cómo hacer ejercicios que fortalezcan los músculos de la espalda, de manera que se pueda prevenir un futuro dolor de espalda de nuevo.
  • Usted también puede acudir a un terapeuta masajista, alguien que realice acupuntura o alguien que haga manipulación de la columna (quiropráctico, médico osteópata o fisioterapeuta). Algunas veces unas pocas visitas aliviarán el dolor de espalda.
  • Pueden necesitarse dispositivos ortopédicos (corsé) para la espalda con el fin de ayudar a sostenerla en el trabajo.
  • Las compresas frías y la termoterapia pueden aliviar el dolor de espalda.
  • La terapia cognitiva conductual puede servir. Esta técnica le ayuda a entender mejor su dolor y le enseña cómo arreglárselas mientras tenga dolor de espalda.

Muchos medicamentos diferentes pueden ayudarle con su dolor de espalda:

  • Los antinflamatorios no esteroides (AINES) como ácido acetilsalicílico (aspirin), naproxeno sódico (Aleve) e ibuprofeno (Advil) pueden aliviar el dolor. Consulte siempre con el médico si necesita tomar estos fármacos todos los días. Los efectos secundarios pueden abarcar úlceras o sangrado estomacal y daño renal o hepático.
  • Las dosis bajas de medicamentos recetados empleados para tratar convulsiones (llamados anticonvulsivos) o depresión (antidepresivos) pueden ayudar a algunos pacientes cuyo dolor de espalda crónico les ha dificultado el hecho de trabajar o ha interferido con las actividades diarias.
  • El médico puede darle analgésicos llamados narcóticos o analgésicos opioides para usar cuando el dolor sea muy fuerte. Estos medicamentos se usan en muy pocas ocasiones, por no decir nunca, para tratar el dolor de espalda diariamente.

Se pueden usar inyecciones para reducir la inflamación alrededor del nervio.

La cirugía de la columna sólo se debe tener en cuenta si usted tiene daño del nervio o la afección que causa el dolor de espalda no se cura después de un período de tiempo largo.

Ver también:

Algunas personas con lumbago también puede necesitar:

  • Reentrenamiento en el trabajo
  • Asesoría en el trabajo
  • Cambios en el trabajo
  • Terapia ocupacional

Grupos de apoyo

Pronóstico

La mayoría de los problemas de la espalda mejorarán por sí solos. La clave es saber cuándo necesita buscar ayuda médica y cuándo las medidas de cuidados personales le permitirán mejorar.

Posibles complicaciones

Los pacientes que se hayan sometido a una cirugía de la columna probablemente tendrán problemas de la columna vertebral. Usted puede tener una mayor probabilidad de problemas futuros si se realizó más de un tipo de cirugía en la espalda.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene dolor de espalda persistente y severo, sobre todo si también presenta entumecimiento, pérdida del movimiento, debilidad o cambios en los intestinos o la vejiga.

Prevención

Los consejos para prevenir el dolor de espalda abarcan:

  • Mantener un peso saludable.
  • Mantener los músculos abdominales y de la espalda fuertes y flexibles.
  • Dormir en un colchón firme, con una tabla debajo del colchón, o incluso en el suelo.
  • Usar una buena postura y aprender la manera apropiada de levantar o cargar objetos pesados.
  • Evitar sentarse o acostarse durante mucho tiempo con presión sobre las nalgas.

Referencias

Clarke JA, van Tulder MW, Blomberg SE, et al. Traction for low-back pain with or without sciatica. Cochrane Database Syst Rev. 2007;(2):CD003010.

Smeets RJ, Vlaeyen JW, Hidding A, et al. Chronic low back pain: physical training, graded activity with problem solving training, or both? The one-year post-treatment results of a randomized controlled trial. Pain. 2008;134:263-276.

Urguhart DM, Hoving JL, Assendelft WW, et al. Antidepressants for non-specific low back pain. Cochrane Database Syst Rev. 2008:(1):CD001703.

Chou R, Huffman LH. Medications for acute and chronic low back pain: a review of the evidence for an American Pain Society/American College of Physicians clinical practice guideline. Ann Intern Med. 2007;147:505-514.

Chou R, Huffman LH. Nonpharmacologic therapies for acute and chronic low back pain: a review of the evidence for an American Pain Society/American College of Physicians clinical practice guideline. Ann Intern Med. 2007;147:492-504.

Chou R, Qaseem A, Snow V, Casey D, Cross JT, Shekelle P, et al. Diagnosis and treatment of low back pain: a joint clinical practice guideline from the American College of Physicians and the American Pain Society. Ann Intern Med. 2007;147:478-491.

View English Version

Encyclopedia Home
Drug Note Home
Health Information Home

Images

Care PointsRead More

Review Date: 7/10/2009

Review By: Reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc. Also reviewed by C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery.

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2010 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

www.adam.com
www.mercyweb.org
follow us online
facebook youtube


Contact us
Home  |  Sitemap

Disclaimer & Terms of Use  |  Privacy Statement  |  Notice of Privacy Practices
Copyright ©2013 Mercy. Last modified 2/16/2011